Media

Kern Pharma colabora en la humanización de una de las salas de curas pediátricas del Hospital Infantil Vall d’Hebron

  • La sala se ha transformado en un espacio ambientando en los vikingos para ofrecer un entorno más agradable y acogedor a los menores que repercuta en su bienestar emocional 
  • Esta colaboración es fruto del compromiso del laboratorio con el dolor, los pacientes que lo sufren y los profesionales que lo tratan

 

Kern Pharma ha transformado una de las salas de curas pediátrica del Hospital Infantil Vall d’Hebron en un escenario vikingo. El objetivo de este nuevo espacio, inaugurado ayer por la mañana, es hacerlo mucho más acogedor para que los niños que cada día pasan por esta sala para realizarse exploraciones, curas o intervenciones locales vean reducido su estrés, mejorando así la calidad de la asistencia que se les ofrece.  

La nueva decoración de la sala da la sensación de estar inmerso en un fiordo noruego, surcando el mar a bordo de un dakkar -la embarcación típica vikinga- a la búsqueda de aventuras. Este entorno genera mayor confianza en los menores durante los procedimientos, lo que repercute en su bienestar emocional.

El proyecto se enmarca en el compromiso de Kern Pharma con el dolor, los pacientes que lo sufren y los profesionales que lo tratan y contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente al ODS 3 y al ODS 17. Para mejorar el dolor y ofrecer un bienestar completo, el laboratorio, además de contar con un amplio vademécum, impulsa diversas iniciativas como esta con un único objetivo: trabajar por una vida sin dolor. La iniciativa también forma parte del proyecto de humanización del hospital, que desde hace algunos años tiene en marcha varios proyectos para mejorar algunos de sus espacios, claves también en el bienestar tanto físico como emocional de los pacientes.